QUIERES SER SABIO LEE A DIARIO
Educar es dar al cuerpo y al alma toda la belleza y perfección

 


ERA DEL CONOCIMIENTO

Candelario Pérez Madero

 

En la era del conocimiento los países que no consigan mejorar la calidad de su educación,  hipotecan el crecimiento económico  y  bienestar de su gente. Calidad no es simular los índices escolares en todos sus ámbitos, afirma María Teresa Lepeley,  directora del Instituto Internacional de Servicio Público.


Ante ese paisaje contextual,  a 150 años de su fundación, el Instituto Campechano  confirma su 
lugar en el invaluable patrimonio cultural y social de Campeche  al develar el gobernador del
Estado, Fernando Ortega Bernès,  la placa que contiene el decreto de  Ley Constitutiva del
 Instituto Campechano, que le otorga autonomía a partir del dos de febrero, en el marco de su
150 Aniversario de fundación.

 

La educación es la mejor vacuna contra los flagelos sociales. El camino que alimenta anímicamente a cada persona y nutre de certeza las esperanzas de una mejor sociedad y fortalece las oportunidades de quienes no tienen mucha.

El Instituto Campechano emergió para que la entidad saliera del cautiverio educativo, proyectando el gran potencial humanístico y académico que profesionales campechanos despertaron en las generaciones estudiantiles.

 

Las palabras del gobernador encuentran eco en ese capital humano que ahora, se forma con maestrías para responder a la exigencia de las competencias educativas, a nuevas expresiones didácticas y encontrar el camino de la calidad, porque como bien apunta el filósofo francés Edgar Morin, lo que no se regenera, degenera.

 

Los docentes deben ser a partir de ya el motor de desarrollo y crecimiento de las generaciones presentes. Contar con las competencias necesarias para afrontar los retos del contexto. El llamado es a adquirir capacidades, habilidades, actitudes, una triada perfecta para hacer de la educación la escoba que barra la ignorancia y limpie la ruta hacia el bienestar.

 

 

 

© 2017 QUIERES SER SABIO LEE A DIARIO